Algo con lo que  comúnmente nos encontramos en nuestro mundo,  es vivir con la ilusión de que estamos seguros, basando nuestras creencias en mitos y verdades a medias. Ejemplo de lo anterior, son las siguientes frases: “No necesito el seguro del auto, siempre manejo con precaución” o “tengo buenas defensas en mi cuerpo, nunca me dará Influenza”. La mayoría de nosotros sabemos que este tipo de situaciones no resultan ciertas y que en algún momento de nuestra vida el riesgo de que sucedan se concretará.

Bueno pues el mundo de las computadoras y la Internet desde luego no es  la excepción. A continuación menciono 10 de las frases más  difundidas (y creídas) en este mundo de la informática:

1. “Mi antivirus se actualiza diariamente, así que no puede entrar ningún virus”

Una de las condiciones para mantener el equipo de cómputo “saludable” es actualizar el antivirus, sin embargo, no es suficiente. Aun manteniendo el antivirus al día, no puede detectar toda la  actividad que circula a través de Internet o de la red de la oficina. Se puede dar el caso de que algún virus nuevo no haya llegado todavía a los laboratorios de las compañías antivirus y en cuestión de minutos mi equipo puede resultar infectado. Además, los antivirus ni son infalibles ni sirven para detectar otro tipo de amenazas, como lo son el phishing (actividad maliciosa a través del correo electrónico) y el spyware (software espía).

 

2. “Tengo firewall, no corro peligro”

Falso. Aunque los “firewalls” son esenciales tanto en su versión personal como en la  perimetral, distan de ser  perfectos.). Como cualquier otro dispositivo o programa, un firewall puede tener vulnerabilidades que pueden ser explotadas por gente maliciosa para burlar esta defensa. Haciendo un símil con la actividad futbolística, digamos que por muy buen portero que sea nuestro firewall, habrá tiros penales que nunca podrá atajar.

 

3. “Uso dos antivirus en mi PC,  dos cabezas piensan mejor que una”

Si un solo antivirus no bloquea toda actividad maliciosa, tampoco la bloquearan dos (si hablamos de un virus nuevo). Y lo peor  es que, además, pueden interferirse mutuamente y causar un desastre en nuestra PC.

 

4. “Mi PC no le interesa a nadie, no hay peligro”

Esto era relativamente cierto hasta hace algunos años. Pero ahora nuestra modesta PC casera vale oro. ¿Por qué? existen varias razones. Si gente maliciosa consigue, por medio de un virus, tomar el control de nuestra PC, se puede dar el caso de que nuestro equipo infecte a otros más y así sucesivamente a través de la red o de lnternet. Además, nuestra PC puede usarse para enviar spam o phishing a otros usuarios.

Otra razón importante es que la información que actualmente guardamos en nuestra PC contiene desde datos personales hasta transacciones o documentación que es importante, y si ésta llegara a perderse  nos podría  causar fuertes dolores de cabeza.

 

5. “Mantengo el respaldo mi PC al día, así que si pasa algo, puedo restaurar el sistema”

Uno de los mitos más difundidos. Cuidado, no olvidemos que los virus o contenido malicioso pueden ser guardados como parte del respaldo. Esto nos obliga a tener presente que de nada nos sirve respaldar sin una adecuada política y prácticas para realizarlo, que nos permitan garantizar que nos será de utilidad si la emergencia se presenta.

 

6. “Nunca doy mi dirección de correo en ningún sitio ni estoy registrado en páginas Web, así que es imposible que me roben la dirección”

Falso. Este dato está registrado en varias partes de nuestra PC, así como  en las computadoras de las personas con las que intercambia mensajes. Los virus y sitios maliciosos están diseñados para extraer nuestra dirección de allí.

 

7. “Después de que entró un virus, reinstalé Windows y listo”

No basta con reinstalar, es importante que se detecte y se erradique el origen donde ocurrió el contagio. El problema de dar formato es que luego habrá que volver a instalar todas las aplicaciones y, previamente, hacer un respaldo de nuestros documentos, y esto puedo causar el que –como ya lo habíamos mencionado-  el virus se infiltre en ese respaldo.

 

8. “Tengo todos los parches de Windows instalados, no puede pasar nada”

Sin duda, mantener el sistema actualizado es una gran medida de seguridad, como lo son el firewall y el antivirus, pero no es suficiente. No todos los ataques se producen explotando los  errores del sistema.

 

9. “No uso Outlook Express ni Internet Explorer, así que estoy a salvo”

Si bien es cierto que estos programas son atacados con mayor frecuencia que otros y que han exhibido docenas de vulnerabilidades, la inmensa mayoría de los virus y en general cualquier contenido malicioso infectará la PC a través de páginas web o medios magnéticos, independientemente del software que usemos para recibir mail o bajar archivos.

 

10. “No abro ningún adjunto, los virus no pueden entrar”

Falso. Hay virus, como el ya famoso Blaster, que pueden infectar una  PC por el solo hecho de estar conectadas a la red, si Windows no está debidamente actualizado.

[email protected]

.